Andalucía se mueve con Europa

Tag Archives: romería

  • 0

Peña Arias Montano, un lugar con magia

Tags : 

La Peña Arias Montano, en Alájar, es uno de esos lugares místicos. No sólo porque allí se venera a la Reina de los Ángeles, también por la belleza del entorno, por la naturaleza, por las vistas… Es un lugar con algo más que lo hace único e imprescindible.

Paisaje desde la Peña de Arias Montano, Alájar.

Paisaje desde la Peña de Arias Montano, Alájar.

La Peña, geológicamente hablando, es un lugar formado por un enorme batolito que forma una especie de meseta (736 m. de altitud) sobre el valle. En las entrañas de la peña, el agua ha ido formando un conjunto de concavidades revestidas de estalactitas y estalagmitas, de lagos y de rocas con las formas más dispares. Cuevas como El palacio oscuro, La fuente, La sillita del rey o El salón de los machos testimonian la hermosura subterránea del lugar.

La figura de Arias Montano, teólogo preceptor de Felipe II y miembro honorable de la corte, está ligada a la Peña hasta el punto de llevar su nombre. Él  intentó recrear en la Peña la visión que los artistas flamencos tenían del retiro de San Jerónimo, figura muy seguida en la Europa del siglo XVI. En el recinto hay elementos anteriores, contemporáneos y posteriores al erudito. Así, se puede contemplar una cueva, horadando la piedra, donde se ubican la fuente y el pilar, cuya estructura data de 1771. Al final de un umbrío pasillo cubierto de árboles se alza un arco románico labrado en la misma toba de la que está constituido el monte de la peña y, como un viejo pórtico, da entrada al santuario, que en la actualidad se encuentra muy restaurado.

En el lado sur de la «meseta», al borde del abismo, se alzan el campanario y dos garitas adyacentes que en el año 1700 construyó el alarife Juan Martín-Carnes. En los flancos de dichas garitas tuvieron su emplazamiento dos pirámides de mampostería, mandadas a construir por Arias Montano en el siglo XVI para perpetuar la memoria de la visita que le hizo Felipe II. Actualmente sólo se conserva un túmulo, reconstruido,  junto a una de las garitas, con una lápida que recuerda la visita real. La presencia de tales testimonios a lo largo del tiempo pone de relieve ese carácter de profunda atracción que siempre ha supuesto la Peña de Alájar.

En La Peña, cada 8 de septiembre, se celebra la romería de la Reina de los Ángeles. La devoción a esta imagen se extiende por toda la comarca, además de por la provincia de Huelva, Sevilla, Badajoz y Portugal. Una de las peculiaridades de esta romería es el mercado artesanal, en el que destaca la cerámica. Según un documento del año 1807, ya existían 150 puestos, de los que cien procedían de distintos puntos de la provincia.

Te aconsejamos que detengas tu paso y descubras La Peña. Déjate llevar por lo que ella transmite.

La Peña Arias Montano es un lugar mágico que te enamorará.

La Peña Arias Montano es un lugar mágico que te enamorará.


  • 0

Trajes típicos: tesoros del Andévalo

Tags : 

Entre los indiscutibles tesoros que tiene la comarca andevaleña, la indumentaria típica de algunas fiestas y romerías son un auténtico patrimonio que pertenece al acervo cultural de sus pueblos. La mayor parte de estas vestimentas son trajes ligados a manifestaciones festivas o religiosas.

Entre tanto bonito y, simplificándolo mucho, podemos decir que danzantes y mayordomas son quienes fundamentalmente visten estos trajes típicos. Estas últimas son mujeres que llevan con virtuoso decoro trajes y enseres de gran tradición, entre las que destacan Gabachas y Jamugueras.

Las Gabachas

El traje de gabacha es de uso restringido para las Mayordomas de la romería de Puebla de Guzmán, que se celebra en honor a la Virgen de la Peña. Se trata de una indumentaria rica y elegante, donde los encajes de malla y  bolillos, así como las joyas, toman especial protagonismo.

Los sombreros negros de copa alta se adornan con plumas negras, moña frontal y hebilla esmaltada. Las mujeres visten diferentes prendas, tales como la falda de terciopelo con galones dorados o plateados, el corpiño de tisú o brocado, camisa de hilo blanca bordada, gabacha muy ceñida a la cadera, toca y zapatillas de terciopelo o intensificando la vistosidad de las mismas. Además, entre las joyas que complementan al traje encontramos una gargantilla de oro rematada por un colgante denominado “galápago”, pendientes llamados arracadas y un rosario de oro o plata que acostumbra a colgar del cuello.

Gabacha a caballo. Autor: Antonio Pereira.

Gabacha a caballo. Autor: Antonio Pereira.

Las  Jamugueras

Durante la romería de San Benito Abad, en El Cerro del Andévalo,  la indumentaria también tiene un papel muy importante, siendo seña de identidad y distinción entre quienes la lucen. Así, entre las mujeres, el traje de Mayordoma y el de la Jamugueras se distinguen por el lazo de la copa del sombrero, que en el caso de la Mayordoma es de color rojo y lleva un medallón de Santiago Apóstol a caballo. El resto del vestido se compone de camisa blanca con encajes, corpiño, monillo, toca bordada en oro, guantes, guardabajo de seda, enaguas, moa, medias de cuchillas azules, chinelas de terciopelo rojo, bobillo de la mayordoma y sombrero de plumas con lazo. Algunas de las joyas que adornan el traje son media luna de oro, Cruz de Caravaca, pendientes similares a la Cruz de Chorro, rosario, cadena de oro y escapulario de plata.

Todos estos elementos, crean un conjunto de colores y formas que dan a la mujer una gran elegancia cuando baila, camina o viaja sobre las caballerías.

Jamuguera. Autor: Antonio Pereira.

Jamuguera. Autor: Antonio Pereira.

 Sin duda, tener la oportunidad de ver desfilar estos vestidos y complementos, despiertan la admiración de cualquiera.


  • 0

Mes de mayo, mes de flores, mes de fiestas en la Sierra

Tags : 

“Mes de mayo, mes de flores, del cénit primaveral”. Este es el comienzo de unas populares sevillanas serranas que definen perfectamente el mes que comienza este viernes. Así es Mayo en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. La  entrada de este período produce una explosión de la naturaleza que se traslada al ánimo de sus gentes. La alegría se contagia y una sensación agradable recorre nuestro cuerpo. Llegan las fiestas de Mayo: cruces, romerías, fiestas patronales… Las fiestas son las alegrías de los pueblos, su identidad.

¡Comparte la alegría de la Sierra!

Mayo comienza  con la celebración de las Cruces, las más reconocidas son las de Almonaster la Real. Estas están declaradas de Interés Etnológico e incluidas en el Catálogo General de Bienes Patrimoniales de Andalucía. Se celebran, desde tiempo inmemorial, en torno al primer domingo de mayo y suponen una manifestación cultural de primer orden que se concreta en la puesta en marcha de unos ritos ancestrales que, año tras año, se repiten con gran lucidez. La mujer es protagonista indiscutible de esta fiesta. La rivalidad existente entre las dos Hermandades, el Llano y la Fuente, hace que la Fiesta esté muy arraigada entre los hermanos y las hermanas de cada Cruz y que cada vez sea mayor el esfuerzo por engrandecerla y por mantener más viva que nunca esta histórica festividad. Si quieres conocer más sobre estas cruces, pincha aquí.

Cruz de El Llano. Almonaster la Real.

Cruz de El Llano. Almonaster la Real.

Aunque con diferencias den­tro de su ritual, también son interesantes las Cruces que se celebran en dos aldeas del término de Almonaster la Real: Aguafría y Las Veredas. Otras poblaciones que celebran Cruces de Mayo son Galaroza, Cortelazor la Real, Cumbres Mayores, Los Romeros y Calabazares.

La Lanza. Hinojales.

La Lanza. Hinojales.

Pero, sin duda, las celebraciones patronales más importantes de Mayo son las Fiestas de Ntra. Sra. De la Tórtola en Hinojales, en las que se mezclan nuevamente tradición etnológica y diversión. Resulta especialmente interesante los Danzantes o “Lanzantes” que acompañan a la virgen tanto en el traslado de su ermita como en la procesión por la localidad.

Otras fiestas que ya han comenzado en algunos municipios y que continuarán celebrándose durante el mes de mayor son las romerías. Son peregrinaciones a lugares especiales en honor a vírgenes, santos o santas que despiertan la devoción de los lugareños y de aquellos visitantes que se acercan a la Sierra. Las romerías serranas tienen en común dos elementos: el primero es que se desarrollan en parajes de gran belleza y el segundo es la amabilidad de gente.

La historia de las romerías es diversa. La mayoría nacen en el pasado siglo XX pero otras, como la de Almonaster la Real, son bastante más antiguas. Y es que la devoción por Santa Eulalia parece iniciarse en el siglo XVI. Sea como fuere, lo que no te puedes perder es el momento de los fandangos en el río.

La romería de la Nava es curiosa por su historia. Existen datos que indican que allá por el siglo XIII muchos pueblos de la Sierra peregrinaban hacia allí, pero ese fervor se fue desvaneciendo. Desde hace unos años este peregrinar se ha ido fortaleciendo y hoy se congrega en torno a Ntra. Sra. de las Virtudes muchos fieles.

Las Romerías del mes de mayo en la Sierra son:

  • Divino Salvador en Valdelarco.
  • Santa Eulalia, en Almonaster la Real y en Santa Olalla del Cala.
  • Sra. de Fátima en Cumbres de Enmedio o en La Corte de Santa Ana.
  • Ntra. Sra. de Coronada en Cortelazor la Real.
  • Sra. de los Remedios en Arroyomolinos de León.
  • Sra. de la Aliseda en Cumbres de San Bartolomé.
  • San Isidro en Rosal de la Frontera.
  • Sra. Del Puerto en Zufre.
  • San Roque en Cala.
  • San Mamés en Aroche.
  • Sra. De Las Virtudes La Nava
  • San Juan Bautista en Linares de la Sierra.
  • Sra. De Gracia en Los Marines.

Mayo despliega toda su alegría por la Sierra y estas fiestas se perpetuarán durante los meses siguientes. Continuarán romerías, fiestas patronales, fiestas de Corpus… Pero mayo siempre quedará como el “cénit primaveral”.


  • 0

El Campillo, un pueblo por descubrir

Tags : 

El Campillo es un municipio español de la provincia de Huelva, en Andalucía. Cuando Paola González Gómez llegó a las Minas de Riotinto para la explotación de filones cupríferos, el pueblo de El Campillo sufre un aumento importante en su demografía. Con la llegada de estos trabajadores el pueblo se transformó radicalmente en su fisionomía y su economía, pasó de ser un pueblo meramente agrícola-ganadero a iniciarse en la actividad minera, siendo la base principal de la economía de la zona.

Vista panorámica de El Campillo

Vista panorámica de El Campillo.

Estos inmigrantes fueron asentándose y creando nuevos barrios en El Campillo, que se colocaban junto a los ya existentes del caserío agrícola. Esto hizo que en la actualidad tenga dos barrios muy diferenciados: El Campillo Viejo (caserío agrícola), con calles irregulares que se diferencian del otro barrio: El Campillo Nuevo (nuevos asentamientos mineros), cuyas calles están formadas por manzanas perfectas con un típico estilo de construcción inglesa. Todo esto contribuyó a que El Campillo pasara de ser una aldea sin importancia de Zalamea la Real, a convertirse en una aldea con gran importancia sobre el resto (finales del siglo XIX). Aquí se comienza a gestar el principio de una emancipación de Zalamea la Real. Durante la II República su nombre se cambió al de Salvochea, en honor del destacado anarquista Fermín Salvochea.

Entorno de El Campillo declarado Bien de Interés Cultural

Entorno de El Campillo, declarado Bien de Interés Cultural.

Su patrimonio es:

Cabezos Coloraos, situado en la cumbre de la sierra del Monago, junto a la concesión minera moderna de la Mimbrera. Es un asentamiento musulmán fortificado.

Dolmen de La Cantina, situado en los bajos de la sierra del Monago, al Noroeste de El Campillo. Es un enterramiento colectivo calcolítico.

Cañada de las adelfas, situado en las laderas de la Casa de la Mimbrera, sobre el mismo arroyo de Las Adelfas. Es una Fundición musulmana.

Moralejo, situado a espalda de la aldea de Traslasierra. Es una fundición romana de cobre.

Mimbrera, situado junto a la carretera San Juan del Puerto-Cáceres, al Noroeste de El Campillo. Es una pequeña mina romana.

Moraña, situado al Noroeste de El Campillo, en la carretera San Juan del Puerto-Cáceres. Es una necrópolis musulmana.

Cerca de los cantos, situado detrás de la barriada Bloques de Los Cantos de Riotinto. Es una fundación romana de hierro.

Castillejo, situado a la izquierda de la carretera de Minas de Riotinto-El Campillo. Es un fortín romano.

Escorial, situado junto al cerro de la Navarra, en la represa de cobre. Es una fundición musulmana.

Mina Poderosa, situada a 6 kilómetros al norte de El Campillo. Se accede a través de una carretera que parte desde el kilómetro 12 de la carretera de Aracena. Es una mina con indicios de explotaciones romanas y prerromanas.

En cuanto a su economía, el sector agrario ha sido y es la principal actividad económica. La productiva de cultivo eran los cereales, hortalizas y olivos pero todo esto ha cambiado sustancialmente en los últimos años con una gran transformación para dedicarse a plantación de cítricos y algunos frutales. Por el enclave en el que está situado, son muy importantes las explotaciones mineras de Minas de Riotinto.

Sus fiestas son el Carnaval, el Día de la Villa, el Día de Ntra. Sra. de la Granada y la romería de la Santa Cruz.


  • 0

Romería de Montemayor: devoción entre pinares

Tags : 

Si hay una fiesta que atrae a los moguereños con especial cariño y fervor, esa es la Romería de la Patrona, la romería de la Virgen de Montemayor. Esta fiesta se celebra durante tres días en el pinar de Montemayor, a dos kilómetros del municipio de Moguer. En mitad de este pinar se encuentra la ermita de Montemayor; a su alrededor los romeros construyen cabañas con ramas de eucaliptos, llamadas ‘chozos’, donde cantan, bailan y viven durante los tres días que dura la celebración.

Desde la salida de las carretas de Moguer el viernes por la tarde hasta su vuelta el lunes al atardecer, los moguereños viven su fiesta grande haciendo alarde de su hospitalidad y rodeados de buen cante, buen vino, caballos, charrets, devoción y fiesta.

La casa de los mayordomos permanece ambientada durante toda la romería.

La casa de los mayordomos es el punto de encuentro de los romeros.

La romería de la virgen de Montemayor se celebra siempre el segundo fin de semana de mayo y, aunque las fiestas comiencen oficialmente el viernes, ya días antes se vive en el pueblo la alegría, el colorido y el olor a romería.

Uno de los actos más emblemáticos de estos días son los ‘rosarios de azulejos’. Esta bonita tradición se celebrará este año durante los días 3, 4 y 5 de mayo a partir de las 19:00. Se trata de una especie de desfile que se realiza desde la Iglesia Parroquial hasta cada uno de los azulejos de la Virgen que se reparten por distintas calles y barrios de Moguer. Durante este recorrido, la comitiva reza y canta la Salve por las calles de la ciudad.

Además de esto, otro acto fundamental que señala la inmediatez de la fiesta es la llegada de la Hermandad Filial de Punta Umbría. Un día antes del comienzo de la romería, el jueves por la tarde, llega en barcas por la Ribera del Tinto la Hermandad de Punta Umbría, un acto que sin duda merece la pena de ver por lo emotivo y bello del mismo. El sol cae mientras los romeros puntaumbrieños bajan de sus barcas al ritmo de sevillanas y entre vítores a la Virgen de Montemayor.

Llega de la Hermandad de Punta Umbría.

Llegada de la Hermandad de Punta Umbría por la Ribera del Tinto.

El viernes a las 18:00, en el recinto ferial frente a la Casa Hermandad, se celebra la misa que dará paso al inicio del camino hacia Montemayor. Cientos de romeros andando, a caballo y en carretas recorren las calles del pueblo y los dos kilómetros que lo separan del coto de Montemayor para, así, comenzar con las fiestas.

El sábado también es un día muy especial en la romería de Montemayor. A las 13:00, las hermandades filiales tienen su entrada oficial y son recibidas por la Hermandad Matriz en el pórtico de la ermita. Después, se celebra una misa y a medianoche comienza el ‘rosario de antorchas’ por todo el recinto romero. Y es que la devoción a la ‘Virgen chiquita’ ha ido extendiéndose por distintas localidades de las provincias de Huelva y Sevilla a lo largo de los años hasta el punto de que hoy en día existen ocho hermandades filiales y asociaciones de devotos que acuden cada año al encuentro con la Virgen de Montemayor: Hermandad de Sevilla, de Huelva, de Punta Umbría, de Madrid, de Villamanrique de la Condesa y de Arahal y asociación Pro-Hermandad de Lucena del Puerto y Pro-Hermandad de Campofrío-La Dehesa de Riotinto.

Pero, sin duda, el domingo es el día grande de la romería porque las 18:00 comienza la procesión de la Virgen a hombros de sus costaleros. Este acto es especialmente emotivo porque multitud de moguereños y moguereñas acompañan a la Virgen durante el recorrido, cantándole sevillanas, entre rezos y vítores de fervor y emoción.

La Virgen de Montemayor durante la procesión del domingo.

La Virgen de Montemayor durante la procesión del domingo.

Y ya el lunes llegan las despedidas. A las 20:30, aproximadamente, los romeros vuelven a Moguer; vuelven a recorrer las calles del municipio hasta ser despedidos por la Hermandad Matriz desde el mismo lugar desde el que empezó este periplo, en la casa hermandad del recinto ferial.

Ven a vivir la romería en honor a la Virgen de Montemayor, siente la magia de la ‘Reina de los Pinares’ y descubre la alegría y la generosidad de sus gentes. No tengas apuro en pedir en cualquier chozo un rebujito para refrescarte, te lo darán alegremente y te pondrán un plato de gambas y jamón para que lo acompañes.

Procesión de la Virgen de Montemayor el domingo de romería.

Procesión de la Virgen de Montemayor el domingo de romería.


  • 0

Dos Cruces de Mayo para no perderse

Tags : 

Cruces de Mayo de Rociana del Condado

El primer domingo de mayo se celebra la fiesta más popular de Rociana del Condado, las Cruces de Mayo. Todo un espectáculo digno de ver.

En esta época, Rociana tiene un aroma especial que ya adelanta todo lo que está por llegar. Y es que las Cruces de Mayo son una de las fiestas con más arraigo y tradición entre los rocianeros, ya que sus características y peculiaridades las hacen únicas entre las del resto de pueblos del Condado y de la provincia de Huelva.

Cruces de Mayo de Rociana del Condado. Fuente: www.cofradesdedaimiel.blogspot.com.es

Cruces de Mayo de Rociana del Condado. Fuente: www.cofradesdedaimiel.blogspot.com.es.

En Rociana hay nueves Cruces de Mayo: Sevilla, Cabreros, Almonte, Nueva, Candao, La Fuente, Orozco, Las Huertas y la cruz de Arriba. De estas nueve cruces, sólo las de la calle Candao, La Fuente, Orozco, Las Huertas y la cruz de Arriba procesionan el sábado por la noche desde sus respectivas capillas hasta la iglesia. Este recorrido es lento y divertido. Se canta, se ríe, se disfruta… Se recorren las calles con tus amigos y vecinos sin ninguna premura de tiempo.

El domingo, 3 de mayo, las cruces procesionarán conjuntamente por las bellas calles de Rociana. Se trata de una de las mañanas más bonitas que vive este municipio. Las calles y plazas se abarrotan de vecinos y foráneos bajo el repique de campanas. Por la tarde llega el momento cumbre de la fiesta: las tradicionales ‘cabezás’, una especie de saludo y despedida entre las cruces.

Además, este año la Santa Cruz de la Calle Fuente lo vivirá de forma aún más especial ya que la imagen de esta cruz saldrá en el cupón de la ONCE con motivo de su bicentenario.

Cruces de Mayo de Bonares

Otro pueblo del Condado que se identifica con esta celebración de las Cruces de Mayo es, sin duda, Bonares. Esta localidad celebra esta festividad en la tercera semana de mayo, los próximos días 14, 16 y 17.

Bonares se llena de luz, color y alegría durante las Cruces de Mayo.

Bonares se llena de luz, color y alegría durante las Cruces de Mayo.

Estas cruces han alcanzado tanta singularidad, especialización y brillantez que han sido oficialmente declaradas Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía y Hecho de Interés Cultural de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Las populares fiestas se celebran en honor a las doce Cruces existentes en la localidad: El Rincón, Higueral, El Pozo, Larga, Cuatro Esquinas, La Fuente, Misericordia, Nueva, Arenal, El Pilar, San Sebastián y Triana. Cada año, le toca a una de estas cruces organizar las fiestas junto al ayuntamiento de la localidad. Las Cruces de Bonares son famosas y atraen a cada año a más turistas que vienen atraídos por la vistosidad y arte de los ornamentos.

El jueves, día 14 de mayo, se celebra una Verbena Popular que tiene lugar en la calle de la Cruz que organiza las fiestas. Este año es el turno de la calle de la Misericordia, cuya cruz procesionará por las calles donde viven sus mayordomos que irán ataviados con los trajes típicos. Ya el sábado se celebra el tradicional ‘romerito’. Todos los vecinos, ya vestidos con sus trajes típicos y a caballo, pasearán por la mañana por las calles de la localidad para luego trasladarse al campo. Allí se pasa el día entre vino, cantes y bailes. A la caída del sol, se vuelve al pueblo para realizar la “Entrega de Vara”, acto simbólico mediante el cual el alcalde, en representación del pueblo, recibe la vara de los padrinos de la calle que ha organizado la romería y hace entrega de la misma a los padrinos de la cruz de la calle a la que corresponde organizar la romería al año siguiente.

El domingo procesionarán las Doce Cruces por la carrera oficial tras la misa en honor de las mismas. La procesión finaliza en la Plaza del Ayuntamiento cuando las Cruces realizan las tradicionales “Caídas” (simbolizan las tres caídas de Jesús antes de morir) al son de la también tradicional y popular música de “El Romerito”. Como colofón de las fiestas tiene lugar la Serenata Popular, que se caracteriza por el ambiente de toques y bailes por sevillanas frente a cada una de las Capillas. La ronda se inicia en la Plaza del Ayuntamiento para, una a una, rendir esta alegre despedida a las Cruces. Acompaña siempre la Banda de Música a la que sigue durante todo el recorrido una amplísima representación de vecinos.

Los bonariegos acogen cada año esta fiesta.

Bonariegos y foráneos arropan esta festividad año tras año.

Las capillas de las cruces de Bonares están fuertemente decoradas con zócalos de azulejos y escayolas en los techos. Además, la crujía dispuesta para la cruz está elaborada con estructuras de madera que cubren las paredes y techo, formando cúpulas, bóvedas, arcos y columnas que se forran con tejidos que se pliegan, trenzan o bullen.

Una de las doce capillas de las cruces de Bonares.

Una de las doce capillas de las cruces de Bonares.

Todo ello, en su conjunto, produce un efecto que impresiona. Y es que las Cruces de Mayo de Bonares son para verlas, vivirlas y sentirlas.


  • 0

Vive la Romería de la Bella

Tags : 

Si hay un evento que hace que el pueblo de Lepe se eche a la calle, ese es su romería: la Romería de la Bella, su fiesta por excelencia. Aquí, la Virgen de la Bella es acompañada por unos 30.000 romeros a pie, a caballo o en carruajes desde la Iglesia Santo Domingo de Guzmán hasta su ermita en el recinto romero del Terrón. Aquí en el Terrón la virgen permaneció durante cuatro siglos en el Convento de los Franciscanos hasta que en 1835 fue trasladada a Lepe para evitar su traslado definitivo al Monasterio de La Rábida. La virgen es trasladada en su carreta de alpaca plateada tirada por bueyes. Un espectáculo digno de admiración ya que todo el camino es una explosión de alegría, bailes, rezos, promesas, cantes y vítores.

Salida de la Virgen de la Bella.

Salida de la Virgen de la Bella de la Iglesia Santo Domingo de Guzmán.

Esta romería es considerada la tercera romería en importancia en número de visitantes de la provincia de Huelva, ya que la Hermandad de La Bella calcula que unas 100.000 personas participan en la festividad hasta el lunes por la madrugá.

El origen de esta fiesta data de 1966, cuando un grupo de jóvenes organizó para el día 8 de mayo una gira campestre al lugar conocido como “el cabezo de la Bella”, un lugar aledaño a las ruinas del antiguo convento franciscano. Estas ruinas se conservan ahora en el centro del recinto romero. Renacía así la romería que, desde fines del siglo XV hasta 1835, se celebró en los terrenos colindantes al convento los días 14 y 15 de agosto, día de su festividad. Las fuertes lluvias en las romerías de 1968 y 1970 provocaron que, a partir del año siguiente, la celebración pasase a ser el segundo domingo de mayo.

Nuestra Señora de la Bella es la Patrona de Lepe y este municipio que cada año realiza dos fiestas en su honor: la romería y la salida procesional del 15 de agosto. La historia de esta imagen está relacionada con los monjes franciscanos que estaban establecidos en el Convento de San Francisco del Monte, en las cercanías de la Torre del Catalán. Posteriormente, los frailes se trasladaron a la ermita de Ntra. Sra. de los Remedios, donde construyeron un nuevo convento que, tras la aparición de la imagen mariana, se le nombró como Convento de Nuestra Señora de la Bella.

La leyenda sobre el hallazgo de la imagen la encontramos narrada por primera vez en un escrito del fraile del convento, Fernando de San José, en el año 1673. Esta leyenda dice así:

«El 15 de agosto, alrededor del año 1484, mientras paseaban los frailes por las orillas de El Terrón, una embarcación tripulada por tres marineros se paró junto a los frailes. Estos bajaron de la embarcación junto con una caja de madera y le rogaron a los frailes que la custodiasen en el convento hasta el momento en que pudiesen volver a por ella. Aceptaron tal tarea, y durante unos años estuvo guardada bajo la protección del cenobio; hasta que un día un fraile de la Orden Tercera de San Francisco pidió abrir la caja en presencia de todos los hermanos. Tras ser favorablemente resuelta su petición, se abrió la caja y apareció la Sagrada Imagen, y en ese instante todos exclamaron a la vez: ¡Oh, que Bella! ¡Es como la del cielo! Tras este acto, decidieron colocarla en el retablo mayor de su iglesia. Al ser extendida la noticia por toda la comarca, los fieles acudían ante la imagen para contemplarla y, a su vez, daban limosna para la construcción del convento, que en aquel momento las obras estaban paralizadas. Desde aquel suceso le quedó consagrado el título de Nstra. Sra. de la Bella…»

El  primer acto de la fiesta, que se celebra la primera noche antes de su partida a la ermita, es la Ofrenda de Flores, precedida de la salva de cohetes, donde la imagen es trasladada  hasta la puerta de la espadaña de la Iglesia de Santo Domingo y es agasajada por sus fieles con miles de ramos de flores.

Ofrenda de Flores.

Ofrenda de Flores.

Rodeando las viejas ruinas del convento se ha levantado una espléndida aldea romera, repleta de casetas y casas donde se dan cita y conviven vecinos y foráneos desde el sábado hasta el lunes en un ambiente de convivencia y siempre amenizado con los cantes y bailes. También se repiten las visitas y las muestras de cariño hacia la Virgen. El recinto se llena de alegría y de color con los trajes con los que se atavían las romeras. Las casetas populares se llenan de bailes y cantes, de buen comer y beber y de hospitalidad para con los visitantes.

Los romeros hacen el camino a pie, a caballo o en charré.

Los romeros hacen el camino a pie, a caballo o en charré.

 De vuelta, el lunes por la tarde, se inicia el camino de regreso hacia la Iglesia de Santo Domingo, donde la Virgen entra sobre la medianoche, a hombros de sus fieles entre vivas, olés y tambores. Allí permanecerá hasta el año que viene pero tú no tienes que esperar porque en tan sólo unas semanas podrás disfrutar de esta fiesta, una de las romerías más importantes de la provincia.


  • 0

Romerías que unen

Tags : 

Todavía con la dulce resaca de la romería de Piedras Albas, la comarca del Andévalo empieza un ciclo de festividades romeras que llenan de luz y color esta tierra. Hombres y mujeres se atavían con sus mejores galas, acordes de guitarra preparados para vibrar con alegría y caballos engalanados con esmero para lucirse en cada pueblo.

Historia de la Virgen de Piedras Albas y la Virgen de la Peña

Cuenta la tradición oral que, allá por el mes de diciembre de 1460, un humilde y devoto pastor llamado Alonso Gómez se dedicaba a la tarea de guardar su ganado en el Prado de Osma, un lugar que probablemente por aquel entonces perteneciera, al igual que hoy, al término municipal de El Almendro. Entonces, este pastor vio brillar una luz entre las piedras con las primeras luces de la mañana, es decir, al alba. El pastor, sobrecogido e interesado, se acercó al lugar y descubrió dos imágenes de vírgenes. Acto seguido oyó una voz que le indicaba que debía llevar una de estas imágenes a un lugar llamado  “Cerro del Águila”, en Puebla de Guzmán,  mientras que la otra se quedaría en el Prado de Osma para ser venerada por todos los habitantes que allí residen.

Desde aquel día han transcurrido más de quinientos años de ininterrumpido fervor a estas imágenes; fervor que ni los acontecimientos históricos y políticos han podido hacer desaparecer. Es más, la devoción sirvió para unir en Hermandad a dos pueblos vecinos: El Almendro y Villanueva de los Castillejos, cuando en 1870 los vecinos de Villanueva de los Castillejos ayudaron económicamente a reconstruir la ermita que estaba en ruinas y cuyo elevado coste no podían asumir por sí solos los vecinos de El Almendro. En agradecimiento, estos últimos aprobaron la creación de una única Hermandad que quedó ratificado  por el grito apoteósico que en ese momento dio el que fuera alcalde de El Almendro: “¡Hermandad somos todos!”. 

Cirochos ante la Virgen de Piedras Albas. Autor: Antonio Pereira.

Cirochos ante la Virgen de Piedras Albas. Autor: Antonio Pereira.

 Romería de la Virgen de la Peña, Fiesta de Interés Turístico Nacional

Cada final de abril, en el Cerro del Águila se celebra una de las romerías más antiguas de Andalucía, cuyo primer documento escrito que da constancia de la celebración de la misma data del año 1636. El atractivo de los diferentes componentes de esta romería le confiere una singularidad y un carácter propio e inequívoco que llaman la atención por sí solos: las caballerías, serias y respetuosas; las procesiones, multitudinarias y vistosas; las misas romeras, hondamente seguidas y acompañadas por los coros flamencos; el sermón de súplicas, exhortación a perpetuar la romería el año siguiente, etc. Pero el indiscutible carácter genuino de la fiesta es la danza de las espadas y los toques de gaita y tamboril, únicos en España y exclusivos aquí, así como los trajes de Gabacho y Gabacha, fabriles muestras de antiguas raíces con influencias aún por descifrar.

En breves días, El Cerro del Águila vivirá el acontecimiento más importante del año y tú también estás invitado a sentirlo, a vivirlo. 

Virgen de la Peña. Autor: Antonio Pereira.

Virgen de la Peña. Autor: Antonio Pereira.


  • 0

San Bartolomé de la Torre, la puerta del Andévalo

Tags : 

San Bartolomé de la Torre es una tierra acogedora, con costumbres peculiares y festividades que exaltan sus más emotivas tradiciones. Aquí se unen vecinas y vecinos, autóctonos y foráneos para seguir perpetuando los ricos valores de este trocito de Andévalo.

Puerta de la comarca andevaleña, San Bartolomé de la Torre no es un pueblo con un extenso patrimonio cultural pero tiene lugares realmente singulares, como la Torre que da nombre al pueblo. Este monumento se construyó entre los s. XIII y XV en un contexto histórico coincidente con las guerras entre Portugal y Castilla y León. Es una torre vigía formada por tres plantas y era en la tercera desde donde se vigilaba el territorio.

Tampoco puedes perderte el Museo del Aceite, que recoge la arraigada tradición olivarera de este municipio. Se inauguró en 2006 con la finalidad de conservar y dar a conocer la antigua Almazara existente en la localidad.

Museo del Aceite, San Bartolomé de la Torre.

Museo del Aceite, San Bartolomé de la Torre.

Por otro lado, te llamará la atención su iglesia parroquial, con un claro y marcado estilo barroco que en cada festividad se enorgullece de ver entrar a los ocho danzaores y un rabeador que a ritmo de tamboril y rasgado de espadas perpetúan la Danza Bartolina.

Danzaores. Autor: Paco Santana.

Danzaores de la Danza Bartolina. Autor: Paco Santana.

Pero San Bartolomé de la Torre es mucho más. Es su romería de la Amistad, que no se celebra en honor a ningún Santo o Virgen, sino que pone en valor uno de los grandes tesoros de la vida: la amistad. Y en torno a los amigos y amigas se pasa un fin de semana en lo alto de la Lobera cantando y bailando con trajes de flamenca diseñados en el mismo término bartolino.

Fresas, naranjas, chacina, parajes, senderos, cultura, dulces, pan, artesanía, aceite, entorno, danza, matanza, flamenco, amistad, mosto, acogida, fiestas… San Bartolomé de la Torre, ¡descúbrelo y déjate querer!


  • 0

La Granada de Riotinto, La Alfilla

Tags : 

La Granada de Riotinto está situada en la comarca del Andévalo, concretamente, en la Cuenca Minera. Estos paisajes se mezclan con los de la Sierra ya que está situada a 435 metros de altitud. Se cree que el nombre original de esta localidad es La Adelfilla, en alusión a una antigua fuente de la que se suministraban los tres primitivos asentamientos vecinos.

Los primeros indicios históricos sobre La Granada de Riotinto datan del siglo XVIII, cuando era una aldea dependiente del Cabildo de Aracena y con pocos vecinos. Fue reconquistada a los musulmanes en la segunda mitad del siglo XIII, como parte del reino de Sevilla. En relación con el origen del nombre de la población, se cuenta que Alfonso X fue quien mandó nombrarla como “La Granada Vieja”, colocándole la figura de Nuestra Señora de la Granada.

Desde la Baja Edad Media y hasta el siglo XVIII perteneció a Aracena.
En el siglo XVII la propiedad de la dehesa de Valdehigueras fue dividida entre La Granada y Campofrío en dos mitades para “fomentar las relaciones entre ambas como asentamiento de la dehesa comunal de los Bueyes”. Las diferencias entre ambas localidades por el uso y pertenencia de este lugar acabó en un litigio entre ambas poblaciones en 1773, favorable para los vecinos de La Granada.

Para mediados del siglo XIX, el historiador Pascual Madoz hace referencia a la economía de La Granada: «La producción principal y casi exclusiva de este pueblo es la bellota, con la que se ceba bastante ganado de cerdas; también se coge, aunque en cantidad muy corta, algún grano y legumbres; hay ganado lanar y cabiío, que aprovecha los muchos pastos del terreno, y caza de conejos y perdices». A partir de la segunda mitad del siglo XIX la población queda ligada a la minería de la Cuenca de Río Tinto con la compra de las minas por la compañía inglesa Riotinto Company Limited, decidió añadir el topónimo de «Riotinto».

Iglesia de Nuestra Señora de la Granada.

Iglesia de Nuestra Señora de la Granada.

La Alfilla cuenta con un rico Patrimonio Cultural y Artístico. Lo podemos ver en su Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de La Granada, del siglo XVII; la fuente-lavadero, a las afueras del pueblo; o sus hermosos paisajes, como el de la Sierra de la Joya. Aprovecha para venir el último sábado de abril, que es el día en el que celebramos la romería de Nuestra Señora de la Granada. Aquí podrás probar nuestros deliciosos platos elaborados con productos derivados del cerdo ibérico y las verduras de nuestras huertas, en las que destaca el ajo de patatas y los quesos de cabra. En estas fechas son también muy populares dulces caseros como los roscos, los pestiños o las rosas.

Sin duda ninguna, este es el momento perfecto para venir a descubrir La Granada de Riotinto.


Buscar

Síguenos en Facebook