Andalucía se mueve con Europa

Monthly Archives: febrero 2015

  • 0

Turóbriga, el único yacimiento arqueológico romano visitable de Huelva

Tags : 

En Aroche encontramos el yacimiento arqueológico romano de Turóbriga, una ciudad del siglo I d.C. que se ubica en la zona conocida como los Llanos de la Belleza. Además de esta ciudad romana, también podrás disfrutar de la ermita de San Pedro de la Zarza, más conocida como ermita de San Mamés, por ser allí donde se celebra, cada mes de mayo, una romería dedicada a este santo. Su nombre hace honor a su belleza, ya que se trata de un valle realmente hermoso entre el curso del río Chanza y Los Picos de Aroche al norte y el municipio de Aroche al sur. Resulta fácil entender que se quiera vivir aquí.

Quizás eso pensaron los fundadores de la ciudad romana de Turóbriga, único yacimiento arqueológico romano visitable de toda la provincia onubense e imprescindible para entender la romanización de estas sierras. Adentrándonos en la historia, la fundación de esta ciudad data de mediados del siglo I, siendo el emperador Nerón, y responde al interés por controlar un espacio fronterizo convulso, debido a su participación en las rebeliones Lusitanas y en la guerra de insumisión sertorianas, al que se desplazaron ciudadanos latinos para conseguir una rápida romanización y así proteger la zona de la Cuenca Minera.

Excavaciones de  una casa de Turóbriga.

Excavaciones de una casa de Turóbriga.

En el siglo III, la ciudad se abandona definitivamente, sirviendo de cantera de materiales para todas las construcciones cercanas. Las dimensiones de Turóbriga pueden alcanzar las 10-12 hectáreas, donde destacan el foro o plaza pública, las termas, parte de una vivienda “la casa de la Columna” y el Campus. Dentro del foro se conservan restos del templo, la curia o el espacio porticado de la plaza. En las termas o baños de la ciudad se han documentado cuatro piscinas, canalizaciones de desagüe y salas anexas a los baños.

Por su parte, la ermita de San Pedro de la Zarza es de una época bastante posterior. Abandonada la ciudad romana, otros pueblos pasaron a dominar este valle: visigodos, musulmanes, portugueses y hasta llegar a los castellanos, a finales del siglo XIII. En esta época se construye sobre la antigua basílica romana una ermita de las denominadas de repoblación. Es de planta basilical con tres naves separadas por arcos apuntados enmarcados sobre alfiz y presbiterio con bóveda nervada gótica, todo ello de gran valor artístico, en la que destacan los frescos del siglo XIV-XV.

Foro de Turóbriga  y ermita de San Pedro de la Zarza.

Foro de Turóbriga y ermita de San Pedro de la Zarza.

Tras la última parada en la ermita, se termina la visita del yacimiento arqueológico situado en los Llanos de la Belleza pero podrá ir a la Exposición Municipal Arqueológica de La Cilla, en el municipio de Aroche, y profundizar en los conocimientos de la historia del lugar. La Sierra es naturaleza y mucho más.


  • 0

Jornada de Museos

Tags : 

El Museo Minero de Riotinto ‘Ernest LLuch’  es un centro de interpretación del Parque Minero de Riotinto que está gestionado por Fundación Río Tinto para el Estudio de la Minería y de la Metalurgia. Se trata de una institución cultural privada, sin ánimo de lucro y de carácter permanente, que tiene como fin la conservación y restauración del Patrimonio Histórico-Minero de la Comarca Minera de Riotinto, así como el fomento de alternativas de empleo para el sector minero y la explotación turística de la zona. Prueba de su labor son diversos galardones y premios entre los que destacan el Premio Henry Ford a la Conservación del Patrimonio (1998) y el Premio de Patrimonio Cultural de la Unión Europea Europa Nostra (2003). El Museo de Riotinto es un resumen en el espacio y en el tiempo de un territorio y una cultura eminentemente mineros.

Museo Minero Riotinto. Foto: Patricia Ortega Carbajo

Museo Minero Riotinto. Foto: Patricia Ortega Carbajo.

El Museo Vázquez Díaz es uno de los centros expositivos más importantes de la provincia. Se trata de un edificio de moderna factura, en la que se conjuga el ladrillo con el cobre y que cuenta con más de 1000 metros cuadrados dedicados a la exposición de obras de arte contemporáneo.

El interior alberga una amplia selección de cuadros con la que es posible admirar la diversas etapas pictóricas del genial pintor Daniel Vázquez Díaz (Nerva 1882 – Madrid 1969), incluyendo los valiosos lienzos de la colección “Poemas del Descubrimiento”, previos a los frescos que el artista realizara en el Monasterio de La Rábida.

También se organizan otras muestras temporales, tanto de pintura como de fotografía, que tratan de ofrecer diferentes perspectivas del arte contemporáneo.

Museo Vázquez Díaz de Nerva

Museo Vázquez Díaz de Nerva.

Por otro lado, el Centro de Interpretación etnológico Matilde Gallardo brinda la posibilidad de visitar una vivienda obrera tradicional dotada de un discurso expositivo enriquecido con elementos museográficos de diversa índole con la finalidad de presentar una museología de vanguardia. Se divide en tres salas ordenadas por temática y territorio, yendo de lo colectivo a lo individual:

Sala El Alto de la Mesa: En esta primera sala de exposición se hace un recorrido por la historia del barrio en el que nos encontramos. El Alto de la Mesa (Mesa Pinos) es el primer barrio que la Río Tinto Company Limited empezó a construir en la Cuenca Minera, en 1878, tres años antes que El Valle o Bella Vista, con el fin de albergar a sus trabajadores.

Sala Los Huertos: Esta sala te introducirá en las estrategias domésticas de subsistencia vinculadas al aprovechamiento de recursos naturales, los cuales resultaban ser fundamentales para una comunidad a la que el oficio en la mina no le aportaba los medios necesarios para vivir.

Sala La Casa: Aquí conoceremos los aspectos particulares de la comunidad obrera a partir de un recorrido por la historia de una casa, tratando desde los aspectos arquitectónicos hasta los socioculturales narrados en primera persona a partir de lo que se conoce como un relato autobiográfico.


  • 0

Hinojos, población marismeña de Doñana

Tags : 

Hinojos es una población de la comarca del Condado que se encuentra en pleno Parque Nacional de Doñana. Sus cerca de 4.000 habitantes tienen la suerte de vivir en una de las mayores Reservas Naturales de Europa. Se trata de una población marismeña que se encuentra rodeada de pinos y que ofrece en cada una de sus calles el conocido sabor de los pueblos blancos de Andalucía.

Barrio del Cerrillo. Hinojos.

Barrio del Cerrillo. Hinojos.

Si paseamos por el municipio, destaca el barrio de El Cerrillo, que contiene todos los elementos de las construcciones típicas andaluzas, es decir, patios interiores, fuentes, macetas de flores que colorean las blancas paredes… Si seguimos nuestro paseo por sus callejuelas, Hinojos nos lleva hasta su más notable edificio: la Iglesia Parroquial de Santiago el Mayor. Se trata de una construcción amurallada gótico mudéjar en la que destaca una interesante puerta ojival, su inmensidad y su hermosa factura. Pero no podemos olvidar el rico patrimonio artístico que contiene en su interior, como una  talla barroca de Martínez Montañés.

Iglesia Santiago el Mayor.

Iglesia Santiago el Mayor.

Pero la belleza de Hinojos no sólo se encuentra en el interior de la localidad sino en todo su término municipal ya que a él pertenece la mayor parte de las marismas de Doñana, por lo que puede presumir de ser un municipio con una gran riqueza medioambiental. Y es que las marismas de Hinojos es uno de los enclaves más importantes de Europa. Por aquí pasan cada año cientos de miles de aves migratorias durante su peregrinación del continente africano al europeo y viceversa. Por ejemplo, en invierno podemos encontrar ánsares o grullas que vienen del norte de Europa y en primavera es fácil ver moritos, garzas imperiales o limícolas procedentes de África.

Otros importantes lugares del Parque Nacional de Doñana también se están situados en el término municipal de Hinojos, como la Cañada Mayor o el Coto del Rey, donde habita la población de lince ibérico más importante del oeste de Andalucía. Además, encontramos otros parajes bien conocidos por la romería del Rocío como la Raya Real, el Palacio del Rey o el Puente del Ajolí, por el que muchas hermandades llegan hasta la aldea.

Marismas del Parque Nacional de Doñana en el término de Hinojos.

Marismas del Parque Nacional de Doñana en el término de Hinojos.

Y es que Hinojos es bonita por dentro y por fuera. Ven a visitarla y disfruta de la belleza de los pueblos blancos de Andalucía y de una inigualable riqueza medioambiental al mismo tiempo.


  • 0

Experiencia Minera en Peña de Hierro

Tags : 

La mina de Peña de Hierro se encuentra en el extremo norte-oriental del anticlinal de Riotinto, a unos 10 kilómetros de la población de Minas de Riotinto y a unos 3 kilómetros de la de Nerva. Se trata de una mina menor -comparada con las de Riotinto- pero con unas leyes en metales bastante altas. Debe su nombre al gran crestón ferruginoso que corona la mina a cielo abierto.

Túnel acceso Peña de Hierro

Túnel de acceso a Peña de Hierro

Su historia se remonta a la época romana pero su mayor productividad se dio desde mediados del siglo XIX hasta el tercer cuarto del siglo XX. En la época contemporánea las concesiones mineras fueron varias, desde la de Agapito Artaloitia (1853-1883), pasando por la de “The Peninsular Copper Company” (1883-1900), “The Peña Copper Mine Limited” (1901-1955), “Compañía Nacional de Piritas S.A.”(1955-1960) y finalmente pasó a manos de “Riotinto Patiño” para cerrar definitivamente en 1972.

Peña de Hierro, al igual que todas las minas del entorno, está situada en una región geológica llamada la Faja Pirítica Ibérica, materiales con una edad de 300 millones de años y con un origen volcánico sedimentario. Por esta razón, estas tierras poseen gran cantidad de metales y sulfuros, materiales que han sido la base de la producción de toda esta comarca.

Esta actividad minera contemporánea de 120 años ha dejado una gran huella en el terreno. Una corta (mina a cielo abierto) de 330 m. en su eje mayor, 190 m. en su eje menor y una profundidad de 85 m. además de un pozo (mina subterránea) de 155 m. de profundidad dividido en 12 niveles.

A finales de 2004 la Fundación Río Tinto puso en valor este patrimonio minero. Desde el Museo Minero de Riotinto se organizan visitas turísticas que nos acercan a uno de los más bellos y excepcionales parajes de toda la Comarca Minera de Riotinto, Peña de Hierro. Desde este enclave y acompañados por guías especializados podremos contemplar inigualables panorámicas del paisaje, de la Corta y adentrarnos en una auténtica galería de mina de 200 m. de longitud.

Conoce el lugar donde el C.A.B. y la N.A.S.A. realizan sus investigaciones para el proyecto MARTE y descubrir el nacimiento del famoso Río Tinto que da nombre a éste singular territorio.


  • 0

El castañar de la Sierra, un lugar para la magia

Tags : 

Todos los ecosistemas que existen en la Sierra tienen mucho encanto y magnetismo pero existe uno que resulta especialmente atrayente. Este lugar es el castañar de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Desde la infancia, a las personas nos gusta caminar por entre los castaños, sentir como nos hundimos en su tierra marrón, sus olores, sus colores, la rugosidad de los troncos de los castaños, el erizo que guarda con celo el aterciopelado fruto. Pero lo que más gusta y queda en la mente es ver pasar las estaciones del año. En la Sierra de Aracena y Picos de Aroche en cada estación el castañar muestra una forma diferente.

Ya de mayores, seguimos paseando por los castañares y continúa sorprendiendo a los caminantes. Da lo mismo que se pase todos los días por el mismo sitio, aunque se cruce la Sierra diariamente de este a oeste, cada día el castañar se muestra distinto, notando el paso de la estación en este bosque alóctono.

Castañar de Castaño del Robledo.

Castañar de Castaño del Robledo.

Y es que, aunque parezca que este bosque ha estado aquí desde siempre, no es así. El castañar es un bosque que se cultivó por primera vez por los repobladores castellanos leoneses a finales del siglo XIII. Al parecer, los primitivos castaños que se sembraron en estas montañas son de la comarca de El Bierzo.

La visita al castañar serrano es casi una visita obligada. En primavera verás el renacer de las hojas lentamente; en verano se puede disfrutar del verdor de las hojas y de las flores del castaño en un ambiente fresco y muy aromático; el otoño es la estación de la caída de la hoja y del fruto y se pueden disfrutar de los colores más maravillosos y sorprendentes; y en invierno el castañar se viste de misterio, permanece desnudo de hojas y su tronco y ramas parecen desafiarnos a adentrarnos en él, se convierte en el escenario perfecto de cuentos y leyendas.

Castañar de Castaño del Robledo.

Castañar de Castaño del Robledo.

El castañar encierra mucha magia y encanto a la mano, o mejor dicho, a los pies de cualquiera que se quiera adentrar entre los senderos que lo recorren. Aprovecha ahora, quizás puedas ver el castañar de invierno y el de primavera a la vez.


  • 0

Santa Bárbara de Casa: el Andévalo de colores

Tags : 

Si hay algo que defina a Santa Bárbara de Casa, un pequeño municipio de la comarca andevaleña, es su personalidad, configurada por una típica arquitectura popular y tradicional de casas encaladas y calles empedradas. Toma su nombre del arroyo de Casa y destaca como lugar de encuentro entre la Sierra de Aracena y  el Andévalo Occidental.

Santa Bárbara de Casa permite varias opciones a la hora de ser visitada. Así, si nos interesa su patrimonio cultural podemos adentrarnos en culturas prehistóricas siguiendo el camino de Paymogo, donde encontramos el Dolmen la Zarcita, evidencia de poblamientos megalíticos excavados a mediados de los años cincuenta, que testificaron la existencia de sepulcros y una gran cantidad de cerámica con formas diversas, entre las que destaca un vaso en forma de ave y otro rectangular con pies. Pero si lo que nos gusta es disfrutar del paisaje, es inexcusable subir hasta la Ermita de Santa Bárbara, estratégico emplazamiento desde el que se aprecian unas espectaculares vistas, tanto del propio municipio como de los pueblos vecinos.

Tholos del yacimiento arqueológico la Zarcita. Santa Bárbara de Casa.

Tholos del yacimiento arqueológico la Zarcita. Santa Bárbara de Casa.

Sin embargo, hay dos cuestiones que no podemos dejar pasar si visitamos Santa Bárbara de Casa: conocer sus Molinos y degustar su exquisita gastronomía, tan representativa de la más selecta cocina andevaleña.

Molino de viento de Santa Bárbara de Casa.

Molino de viento de Santa Bárbara de Casa.

La ruta de los Molinos refleja un tiempo en el que cada pueblo molía su grano utilizando la fuerza del viento contra una estructura en aspa de madera y tela o la energía de la corriente del agua cuando se situaban sobre cauces ribereños.  En Santa Bárbara son señas de identidad  que, más allá de su significativo valor etnológico, son una excusa perfecta para realizar una ruta por sus senderos habilitados.

Después del paseo por los parajes santabarberos, no hay mejor plan que pararse a comer unas poleás, un potaje de gurumelos o unas buenas migas. Y precisamente durante los días 27, 28 de febrero y 1 de marzo de 2015 se celebra la XI Feria de Muestras, donde la gastronomía local tiene un papel relevante.

¡No te lo pierdas y tómate un fin de semana diferente en Santa Bárbara de Casa!

Cartel feria muestras Santa Bárbara de Casa.


  • 0

Cartaya, un mar de pinos

Tags : 

Cartaya, además de un municipio rico en historia, abanderada por su castillo fortaleza de los Zúñigas del siglo XV, es una localidad enclavada en un privilegiado entorno natural en el que se dan cita diversos paisajes y ecosistemas con varios Espacios Protegidos de gran belleza. Se encuentra entre el río, el mar y el campo, que se conservan desde tiempo inmemorial bajo la atenta mirada y el mimo de sus habitantes, generación tras generación.

Este municipio tiene una amplia masa forestal con 15.000 hectáreas de Pino Piñonero “Pinus pinea”, siendo la mayor concentración de esta especie de la provincia. Un verdadero mar de pinos bañados por los aromas que desprenden el romero, la lavanda, el mirto y el tomillo. El visitante encuentran además una amplia variedad de especies y ejemplares de alcornoques, jaras, juarzos y lentiscos, entre otros muchos.

Senderos, merenderos y áreas recreativas permiten disfrutar de este entorno con espacios habilitados para la hípica, el senderismo o  la bicicleta de montaña. Son numerosas las rutas que recorren de norte a sur el término municipal para desembocar directamente en el río y, posteriormente, en el mar, ofreciendo al visitante paisajes de lo más variados durante su recorrido.

Descubre Cartaya, Descubre Huelva.

Cartaya es una zona estupenda para practicar ciclismo.

Cartaya es una zona estupenda para practicar ciclismo.


  • 0

¿Conoces las siete maravillas del Condado?

Tags : 

Los vecinos de la comarca condaleña eligieron las Siete Maravillas del Condado de Huelva entre un total de 53 candidaturas repartidas en monumentos, espacios naturales, edificios y otros recursos patrimoniales. Después de más de 3.000 votos, el Condado de Huelva decidió que sus siete maravillas fueran:

  1. El río Tinto
  2. Puente romano de Niebla
  3. Muralla de Niebla
  4. Aldea y santuario de El Rocío
  5. Castillo de Niebla
  6. Puente Gadea
  7. Marismas de Hinojos

El Tinto se impuso como el gran favorito de entre todos los candidatos. No es para menos, ya que se trata de un peculiar e impresionante río que cruza toda la comarca y supone una seña de identidad para los onubenses y los condaleños, que tienen el enorme privilegio de disfrutar del bello paisaje rural que regala el cauce de este río.

Río Tinto por el Condado.

En este trascurso del Tinto por el Condado se impone la segunda maravilla: el puente romano de Niebla, una construcción que se encuentra a la entrada de la población y que todavía muestra elementos romanos que se conservan de forma íntegra.

Puente romano de Niebla.

Si se habla de conservación y de Niebla, hay que hablar de la muralla, la tercera maravilla del Condado. Y es que se trata del recinto árabe amurallado más importante de Europa. Un total de 16 hectáreas entre muralla y torreones, con una altura máxima de 16 metros que hacen las delicias de todos los que se acercan a este municipio, origen de nuestra comarca.

Murallas de Niebla.

Por otro lado, la archiconocida aldea y santuario de El Rocío. Este espacio de inigualable valor natural en pleno Parque Nacional de Doñana ofrece unas vistas y unos paisajes de incomparable belleza. Un paraje natural ideal para la práctica de actividades ecuestres, y único para vivir el fervor religioso de su romería.

Santuario y aldea de El Rocío.

El Castillo de Niebla también se coló entre las siete maravillas del Condado. Esta fortificación, que se levanta en el interior de la muralla, es una muestra clara de la dilatada historia de la localidad iliplense, ya que sus orígenes son romanos pero conserva vestigios de todas las civilizaciones que pasaron por la comarca: visigodos, árabes y cristianos. Un crisol de culturas que, sin duda, supieron dejar su huella en las generaciones futuras.

Castillo de los Guzmanes de Niebla.

Otra de nuestras maravillas es el Puente Gadea, un referente en el paisaje del bello municipio de Villarrasa. Se trata de una construcción de 1935 de grandes dimensiones que se eleva sobre el río Tinto y permite cruzar de una margen a otra del río, definiendo dos unidades paisajísticas distintas pero complementarias que hacen de este entorno un lugar ideal para la práctica de la fotografía.

Puente Gadea. Villarrasa.

Y, por último, las marismas de Hinojos también se convirtieron en una de las maravillas del Condado de Huelva. Este lugar se encuentra en pleno Parque Nacional de Doñana y destaca por su biodiversidad y sus paisajes dignos de admiración. Por aquí pasan cada año ciento de miles de aves migratorias, constituyendo así uno de los espacios más preciados para el turismo ornitológico de la provincia, de Andalucía, de España y del resto de Europa.

Marismas de Hinojos.

Las siete maravillas del Condado de Huelva suponen sólo una muestra de la cantidad y calidad de los bellos recursos patrimoniales que se concentran en esta comarca. Unos lugares que debemos aprender a valorar como lo que son: auténticas maravillas.


  • 0

El Terrón, un paraíso para el turismo gastronómico y de ocio

Tags : 

El Terrón es un puerto pesquero y deportivo, situado a ocho kilómetros del municipio de Lepe, en las inmediaciones de la desembocadura del río Piedras y dentro del paraje natural Marismas del río Piedras y Flecha de Nueva Umbría.

El puerto del Terrón es un puerto histórico, en en que Juan Díaz de Solís, almirante de la armada española, preparó en secreto -con 4000 ducados, tres pequeñas carabelas y setenta marineros- la expedición que llevaría al descubrimiento del río de la Plata. Además, es un puerto de amplia tradición marinera, donde  diariamente entraba una gran cantidad de mariscos y pescados de la zona, destacando el famoso langostino de El Terrón.

El Terrón ha sido

Puerto deportivo y pesquero de El Terrón, en Lepe.

En la actualidad, los barcos de mayor eslora no pueden atracar en puerto ya que la barra de arena que existe en la desembocadura del río crece cada año, impidiendo la entrada de los barcos en el río. No obstante, se han llevado a cabo remodelaciones de sus infraestructuras, adaptándolo de acuerdo con las necesidades turísticas del enclave para la práctica de deportes náuticos y  del deporte de la pesca con caña o curricán. El Terrón es el punto de partida para adentrarse río arriba por el paraje natural Marismas del Río Piedras y Flecha de Nueva Umbría, donde encontramos “la Flecha”, una zona también natural y protegida de fina y blanca arena y donde, además, se puede practicar el nudismo.

Este puerto se ha ido convirtiendo en un centro turístico, gastronómico y de ocio nocturno, ya que se emplazan varios restaurantes y discotecas en las antiguas atarazanas. Así, el puerto de El Terrón se ha transformado en un paraíso: un atractivo enclave desde donde contemplar el espacio protegido del Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha de Nueva Umbría mientras disfrutas del mejor marisco y pescado fresco y con divertidas ofertas de ocio a tu alcance.


  • 0

Descubre la Sierra a través de sus puentes

Tags : 

Ahí, quieto, suspendido en el vacío, sirviendo de nexo, uniendo dos orillas, evitando obstáculos, facilitando el avance a personas, animales o vehículos… Obras de ingeniería llenas de simbolismo y de belleza, en algunos casos considerados obras de arte. Quizá sea la suma de todo lo anteriormente expuesto lo que te invita a contemplarlos y a deleitarte en ellos.

Puente romano de la Tenería en Almonaster la Real. Autor: Feliciano Martín Palomo.

Puente romano de la Tenería en Almonaster la Real. Autor: Feliciano Martín Palomo.

La Sierra de Aracena y Picos de Aroche cuenta con varios ejemplos de estas obras de ingeniería. Los puentes más antiguos datan de época romana y algunos de ellos son el Puente Romano sobre el río Odiel entre las localidades de Aracena y Campofrío; el Puente Viejo entre las antiguas poblaciones romanas de la Unión y Arucci, en el término municipal de Aroche; y el Puente de las Tenerías a la salida de Almonaster la Real, por él pasaba la antigua Vía Julia.

Durante la Edad Media también se construyeron puentes y también contamos con un ejemplo de puente medieval en el municipio serrano de La Nava. Este puente se construyó por los propietarios de los múltiples molinos de la zona para facilitar el paso a las personas que venían a moler sus cereales.

Durante los siglos XV y XVI se continuaron construyendo puentes, el puente de Los Cabriles y del Sillo, ambos sobre el Múrtigas y a pocos kilómetros de Encinasola; o el Puente de Los Pelambres a la salida de Aroche, que funcionó como Aduana Real en tiempos de Felipe II.

Puente Pelambres. Aroche.

Puente Pelambres. Aroche.

Más actual es el Puente de la Gitana en Arroyomolinos de León en la ruta del Agua y Cereal. Y el Puente del Infierno, junto a la carretera N435 en el término municipal de La Nava.

Puente de la Gitana. Arroyomolinos de León.

Puente de la Gitana. Arroyomolinos de León.

Estos son algunos de los puentes repartidos por la geografía serrana. Muchos de estos están envueltos por una aureola de romanticismo debido a su estado de abandono y otros, al verlos más cuidados y restaurados, definen el gusto de sus vecinos por su historia. Existen más puentes en la Sierra pero sirvan estos ejemplos para invitarte a detenerte un momento, a observarlos y, cómo no, a cruzarlos. Descubre Huelva, ven a la Sierra.


Buscar

Síguenos en Facebook