Andalucía se mueve con Europa

Descubre un jardín mágico en el centro de la Sierra

  • 0

Descubre un jardín mágico en el centro de la Sierra

Tags : 

Existe un jardín mágico en el centro de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Es privado pero no existe ningún obstáculo para poder visitarlo y disfrutar de él.  Te recomendamos que si pasas por allí te detengas un momento, entres y lo visites.

En este jardín, que invita a la reflexión y a la evasión de los problemas cotidianos, puedes encontrar todas las especies arbóreas de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Además, aquí descubrirás una gran variedad de especies de árboles, arbustos y flores de Asia, América y África. Los ejemplares más destacados son:

  • El cedro del Himalaya, un ejemplar centenario con un gran tronco.
  • La tuya gigante.
  • El abeto español o pinsapo.
  • El Gykgo, la única especie que sobrevivió a la bomba de Hiroshima.
  • El Laurel, con un agradable aroma y sabor para los típicos guisos andaluces.
  • Centenario Piño Piñonero.
vvvv

En Villa Onuba encontrarás multitud de árboles, arbustos y flores de América, Asia y África.

¿Estás intrigado, verdad? Bueno, pues te contaremos a grandes rasgos cómo se creó este maravilloso lugar. Villa Onuba es en la actualidad propiedad de la comunidad de los Hermanos Maristas pero su origen va ligado a la historia contemporánea de Huelva. D. José Tinoco, a finales del siglo pasado, regaló la huerta que hoy conocemos como Villa Onuba al alemán D. Guillermo Sundheim. Su presencia en España estaba justificada por haber dirigido las obras de construcción del ferrocarril Zafra a Huelva. Posteriormente fijó su residencia en Huelva capital, donde le dedicaron una avenida, pero el periodo estival del año lo pasaba en la Sierra. Pues fue el señor Sundheim quien comenzó a crear este jardín muy del gusto centroeuropeo. Y de su nombre, Sundheim, derivará el nombre de la huerta por lo que los habitantes de la Sierra, en especial de Fuenteheridos y Navahermosa, conocen a la Villa, la Huerta Sunda.

Al morir Sundheim dejó la finca a D. Carlos Doetsch, que ensanchó la huerta con nuevas adquisiciones. Hay que decir que fue Doetsch el impulsor de la plantación actual, aunque Sundheim ya tenía su jardín. Este hombre, Doetsch, contrató los servicios de D. Antonio -jardinero de profesión- que comenzó a modelar la estructura del actual jardín.

Más tarde, D. Luis Minoud (francés) se hizo cargo del jardín. Fue él quien creó el jardín francés que fue Villa Onuba. Y es que actualmente aquella estructura ha quedado bastante enmascarada por el ahilamiento sufrido por muchas de sus plantas. En los diecinueve años que permaneció como jardinero (1895-1914) creó un extraordinario vergel con muchas y preciadas especies propias de coleccionistas.

A Luis Minoud le sucedió en el cuidado del jardín D. Emilio Ortega, que estuvo de ayudante de D. Luis mientras este estructuraba el “Jardín de Sunda”. El siguiente cuidador fue D. Fernando (alemán). Le sucedió D. Martín Silva y, posteriormente, D. Tomás Fernández. Estos dos últimos eran vecinos de Fuenteheridos.

En 1939 compró la finca D. Joaquín Távora y la disfrutó hasta 1956; fecha en que los HH. Maristas, por mediación de D. Rafael Peralta, entraron en negociaciones para adquirirla y cuidarla hasta nuestros días.

Simplemente nos queda invitarte a pasar para que te dejes llevar por tus pies y por tus pensamientos bajo la frondosidad de los árboles de Villa Onuba.

Villa Onuba es un lugar mágico que no puedes dejar de visitar.

Villa Onuba es un lugar mágico que no puedes dejar de visitar.

Comparte!!Email this to someoneShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest

Leave a Reply

Buscar

Síguenos en Facebook